¿Qué tan sobrio estás?

Es tan fácil enjuiciar comportamientos externos, evidentes y ajenos, sin embargo, ¿con cuánta frecuencia nos detenemos a observar nuestro comportamiento interno?

Te deseo una vida libre, abundante de amor y buenas intenciones.

PM

Deja una respuesta